Cibermetría o Webometrics de Ranking de las Universidades del Mundo

Cibermetría o Webometrics de Ranking de las Universidades del Mundo
La Cibermetría es la medición, estudio y análisis de toda clase de información y medios de información que existen en el ciberespacio (más detalles en este 👉 artículo).

La Cibermetría del Ranking de las Universidades del Mundo, también conocida como el Ranking Web de Universidades, es un sistema de ranking mundial basado en varios indicadores de la presencia web u online de las universidades, que tiene en cuenta factores como el volumen de contenido (número de páginas web y archivos), y la visibilidad e impacto de esas publicaciones, de acuerdo al número de links externos y citaciones que reciben.  En la actualidad, este ranking es publicado por Cybermetrics Lab, un grupo de investigación de la Spanish National Research Council (CSIC) localizado en Madrid, España.

El ranking de Webometrics, presenta un listado de universidades a nivel mundial, estas posiciones son organizadas de diferentes formas, a nivel global o por regiones.

Actualizaciones

Este ranking se actualiza semestralmente (generalmente en enero y julio), y clasifica más de 24.000 universidades del mundo, de acuerdo con indicadores diseñados a partir de métodos cuantitativos, que permiten medir actividad científica en la Web.  Estos indicadores son útiles para evaluar la ciencia y la tecnología, además son un complemento para los resultados obtenidos por los métodos bibliométricos en estudios de cienciometría.[1]

Objetivos

El objetivo original del Ranking es promover la publicación en la web académica, mediante el apoyo a las iniciativas de acceso abierto al contenido, con el fin de incrementar significativamente la transferencia de conocimientos científicos y culturales generados por las universidades a toda la sociedad.

Metodología

Su elaboración atiende a factores como la visibilidad y la actividad de las universidades, centrándose en la medición de aspectos como: el impacto, la calidad de los contenidos, el prestigio internacional, el rendimiento académico, el valor de la información, la utilidad de los servicios, la presencia total de páginas alojadas en el dominio web principal, la apertura a la creación de repositorios institucionales de investigación de acceso público, y la excelencia, con los trabajos académicos publicados en revistas internacionales de alto impacto.

La Cibermetría del Ranking de las Universidades, utiliza un modelo científico "a priori" para la construcción del indicador compuesto. Ésta metodología normaliza logarítmicamente las variables antes de combinar los indicadores de acuerdo con una relación 1:1 entre la actividad y visibilidad.

En el siguiente diagrama se muestra como están compuestos los indicadores bajos dos criterios: visibilidad y actividad, con las ponderaciones que se utilizan para la evaluación en éste ranking.
Metodología cálculo de ranking de Web-o-Metrics, Universidad Javeriana, Boletín Número WOM-2016-1. 
En primer lugar, y puesto que todo el análisis se realiza sobre los dominios de las webs, es imprescindible que éstos estén claramente definidos y sean perfectamente identificables, pues de lo contrario podrían considerarse páginas que no correspondieran a ellos u omitir algunas que sí lo son.

El hecho de necesitar identificar los dominios supone en ocasiones una gran dificultad, pues muchas universidades pequeñas de países en vías de desarrollo todavía no disponen de uno propio, o incluso no tienen web. El caso opuesto se da cuando una institución cuenta con varios dominios principales, o bien en situaciones de fusión de dos o más universidades que deciden mantener sólo uno o ambos.

Casos más extraños pero también posibles son aquellos en los que una universidad comparte dominio con otra institución, como la Universidad de Helsinki, que lo comparte con el ayuntamiento, lo que repercute en un mejor posicionamiento en el ranking final, algo que no corresponde con la realidad.

Como decíamos, la metodología de Webometrics se basa en el estudio de enlaces, una adaptación del
conocido “factor de impacto” que utiliza el Institute for Scientific Information, ahora Thomson Scientific, tomando los datos de citaciones.

En este caso, al tratarse de sitios web y no de artículos publicados en revistas, se han adaptado los
indicadores para tener en cuenta aspectos propios de este medio. El factor de impacto específico para la web fue propuesto por primera vez por Almind e Ingwersen.  La cantidad obtenida resulta de dividir el número de enlaces externos que recibe una sede o un dominio web por el número de páginas que componen dicha sede o dominio, de manera que se tienen en cuenta los dos aspectos principales: la visibilidad (a mayor citación mayor visibilidad) y el tamaño (medido en número de páginas que lo componen).

Ahora bien, la importancia de ambos factores no es la misma cuando se trata de sedes web académicas, que es el caso que nos concierne, pues hay determinados ficheros que contienen información más rica y que no ocuparán necesariamente muchas páginas web, por ejemplo los ficheros pdf, doc o ps, que se utilizan para publicar artículos científicos, o los ficheros ppt usados para las presentaciones académicas.

Se trata lógicamente de documentos con mayor riqueza que otros. La metodología de análisis de Webometrics ha tenido en cuenta esto y da mayor peso a la visibilidad que al tamaño. Ésta es la fórmula de pesos aplicada para conseguir la posición en el ranking:

Posición = 2*pos(tamaño) + 4*pos(visibilidad) + 1*pos(ficheros ricos)

Para obtener los datos se hace uso de robots que rastrean la Web, de los cuales algunos son de desarrollo propio y otros son los que ponen a disposición de todos nosotros los APIs de Google y otros buscadores.

Hasta el momento los motores utilizados han sido Google, Yahoo! Search, MSN Search y Teoma.  Es posible que en un futuro se incorporen otros como Gigablast, Exalead, Alexa y Google Scholar.

Un factor que parece no haberse tenido en cuenta es el del dinamismo para la creación de páginas, es decir, los contenidos que se encuentran en bases de datos, pues al no ser páginas estáticas los buscadores no los indexan.  En cambio se trata de una información extremadamente valiosa para un estudio sobre comunicación de información científica, ya que pueden existir bases de datos alojadas en los dominios de las universidades que contengan artículos publicados por los profesores, tesis defendidas por los estudiantes, memorias de los proyectos de investigación, etcétera.  Limitar el análisis a la web “visible” (claro está, visible para los motores) es dejar de lado información de
la que no sabremos ni cuánta es ni de qué calidad para el objetivo académico de Webometrics.

En general, como fuente de información cuantitativa fiable, los motores presentan distintos problemas, pero ésta es la razón de utilizar valores relativos (ranking) en vez de absolutos. De todas formas, posiblemente el impacto del redondeo en Google (error mínimo del 5%), la persistencia de páginas desaparecidas, las páginas huérfanas y otras circunstancias sean todavía más relevantes
globalmente, que la indexación de la web invisible.[2]

REFERENCIAS


  1. http://www.webometrics.info/es
  2.  Mari Carmen Marcos. Webometrics pone orden en las universidades. El profesional de la información, v. 15, n. 3, mayo-junio 2006. http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/2006/mayo/12.pdf


BIBLIOGRAFÍA

¿Que Tal Te Pareció Este Contenido?

Califica Mi Trabajo

Javier Cañon
4.9 / 5 basado en 20 calificaciones.

Popular Últimos 30 días

Chat? Chat?
Javier Cañon $$$
Direccion:Carrera 14 #37-02, Villavicencio, Meta, 500002, CO |Tel: 57 315819050 |Email: [email protected].
|Nit No.797856401 |Horario